7 HÁBITOS SOBRE EL ESTILO DE VIDA EN LA ALIMENTACIÓN

Nuestros hábitos nos definen. Olvídate de los  propósitos de año nuevo y las promesas rotas de cada lunes. Te invito a recuperar la habilidad de tomar decisiones.

 

Hábito 1. Toma de decisiones fáciles

 

Existen distintos tipos de decisiones, fáciles, difíciles y por experimentar.

Te cuento un caso personal sobre las uvas-pasas. Aunque se que las pasas son buenísimas ellas y yo tenemos una historia. Para mi, comer pasas se convierte en una decisión difícil. Cuando era muy pequeña, recuerdo que en mi casa había un frasco de cristal lo suficientemente grande como para almacenar un kilo y tanto de pasas. Un día, sentada sobre la barra de la cocina vi el frasco abierto y comencé a comer pasas una tras otra, comí tantas que volví el estomago. Fue algo tan traumático en ese entonces que dejé de comerlas aún y cuando su sabor seguía gustándome. Hasta hace poco, comencé a hacerlo de nuevo pero de poco en poco y todavía puedo notar como me viene ese pensamiento de “te vas enfermar del estomago” .

Por lo tanto, una decisión difícil es algo que te implica cambiar una creencia o forzar a la mente psicológica hacia una dirección distinta.

La diferencia entre las decisiones fáciles y difíciles es que tanto esfuerzo te cuesta a ti, sin importar si superficialmente esa decisión parece grande o pequeña.

Práctica este hábito comenzando a tomar decisiones fáciles en la alimentación, buscando las que sean buenas para ti y se sientan bien. Pero, no caigas en el auto-sabotaje, tú sabes perfectamente que es bueno para ti y que no.

Hábito 2. Infórmate

 

Informarte es esencial. Consulta información confiable sobre los efectos que puede tener la alimentación que llevas actualmente. Se honesto contigo mismo, reflexiona sobre tus hábitos y hazte responsable de tus decisiones. Sí, tu vida te pertenece solo a ti y no tienes que darle explicaciones ni rendirle cuentas a nadie, pero lamentablemente todo lo que haces tiene un impacto no solo en ti, si no en todo y todos a tu alrededor. Si tú te enfermas, necesitas de alguien que te cuide, dejas de estar al cien porciento con las personas que dependen de ti y se va haciendo una cadena donde todo se afecta. En cambio, cuando te haces responsable de tus decisiones el bienestar tuyo es el de los demás también.

Hábito 3. Vive el proceso

 

Deja de estar pensando cuando veras resultados y mantente presente en todo momento. Entiendo que muchas veces la mayor iniciativa para probar una nueva alimentación es bajar de peso y esta bien si eso es algo que te motiva. Pero si quieres no volver a preocuparte por el peso, ni volver a sentir culpa, ni sentir vergüenza y gozar de una salud plena, ese no es el mejor camino. Vivir el proceso te hará mas consciente de los cambios sutiles que están ocurriendo en tu modo de pensar, de sentir y de actuar y así poco a poco se comenzaran a arraigar nuevos hábitos favorables.

Imagina que estas andando un camino y lo único que te preocupa es ver donde esta la meta para llegar más pronto. El estar tratando de ver más allá solo provocará que te tropieces, porque comienzas a dejar de poner atención a que hay y que se te está presentando en el recorrido.

Hábito 4. Paciencia

 

Han sido años haciendo lo mismo, practicando los mismos hábitos inconscientemente una y otra vez. La paciencia es un básico para hacer un cambio sobre el estilo de vida en la alimentación.

Hábito 5. Prueba

 

No puedes rechazar algo que no conoces. Confía en tu intuición por supuesto, pero reconoce cuando dices no, por el simple hábito de negar todo cuanto desconoces. Ayúdate con el hábito 2.

Hábito 6. Observa

 

El remedio universal para cualquier “mal” es la observación consciente de todo cuanto te sucede antes, durante y después de cada decisión que tomas. Si no observas no puedes saber cual es la causa de nada.

Hábito 7. Se bondadoso

 

Este es el último hábito que te recomiendo, pero no es el menos importante, más bien es el pilar que sostiene todos los demás. Siempre pregúntate si tu estilo de vida sobre alimentación esta siendo bondadoso con tus pensamientos, con tus sentimientos, con tu cuerpo, con los demás, con el ambiente y con el planeta.

Alejandra Villarreal

Alejandra Villarreal

Coach en hábitos y emprendedora

Si sacaste algo de provecho, te detuviste en algún punto y asentaste o tuviste un “aja” moment. Espero que hagas algo por mi. Cuéntale lo que aprendiste a alguien más.

Por favor, difunde el mensaje.

Gracias