Si te gusta tomar café toma en cuenta estos consejos

Si te gusta tomar café toma en cuenta estos consejos

Si te gusta tomar café toma en cuenta estos consejos

Personalmente el café nunca ha sido un hábito en mi estilo de vida. Por lo que no promuevo su consumo frecuente. Existen muchos pros y contras  comprobados ambos acerca de él y creo que la decisión de tomarlo como un hábito o no depende de las situaciones, razones y etapas de la vida y sobre todo de ti. Sin embargo, lo considero parte de una alimentación natural por lo que te comparto ciertas recomendaciones importantes que se aconsejan tomar en cuenta para que en verdad aproveches el tomar una taza café como hábito.

Antes de pasar a las recomendaciones, está claro que la edad es un factor importante, según un artículo del Dr. Mercola las investigaciones han mostrado que
“Consumir cafeína puede causar efectos secundarios en los niños, como agitación, nerviosismo, malestar estomacal y problemas para concentrarse y conciliar el sueño. En grandes cantidades, podrían aparecer síntomas graves como náuseas, vómitos, micción frecuente y arritmia cardiaca. Un estudio confirmó que consumir cafeína en la adolescencia reduciría el número de horas de sueño”

Si vas comprar café prefiere:

Un café orgánico y cultivado a la sombra

Elige un café de grano entero y tostado oscuro. El grano de tostado oscuro contiene menos niveles de acrilamida. Un compuesto clasificado como posible cancerígeno.

Tómalo sin azúcar refinada, edulcorantes artificiales y cremas o sustitutos de crema

 

 

Alejandra Villarreal F.

Alejandra Villarreal F.

Coach en cambio de hábitos y emprendedora

3 formas de vivir un gran día con Ho’oponopono

3 formas de vivir un gran día con Ho’oponopono

Ho’oponopono es una técnica hawaiana de resolución de problemas y limpieza de memorias, memorías con las que nacemos o vamos adquiriendo en nuestra vida.Quizá el reto más grande, es vencer a tu ego porque ho’oponopono se hace sin juicios. Es decir, da igual lo que pienses, sientas o creas de la experiencia que estás viviendo. Simplemente lo haces.

Practicar Ho’oponopono es fácil, lo único que tienes que hace es decir: Gracias, lo siento, perdón, te amo.

¿Cuándo hacerlo?

Durante el día simplemente di GRACIAS tantas veces recuerdes que tienes que decirlo.

Lo siento, perdón y te amo dilo cuando estés en una situación que te incomoda.

También te invito que cada que pienses en alguien importante para ti, repitas en silencio: Te amo gracias por estar en mi vida.

 

 

 

Alejandra Villarreal

Alejandra Villarreal

Coach en hábitos y Maestra de Meditación

Anhelo que seamos más las personas comprometidas con nuestro bienestar integral mediante el cambio de hábitos y la meditación.

Por favor, ayúdame a difundir el mensaje.

 

Conecta con tu nivel de hambre

Conecta con tu nivel de hambre

Siempre existe una manera de hacer algo por nuestro bienestar. Da igual donde vivimos, trabajamos, nuestra situación sentimental, la cantidad de integrantes de nuestras familias o las últimas noticias del clima.

 

Este hábito no cuesta, no está disponible solo en ciertos horarios, no necesita que le dediques tiempo, no lleva ingredientes exóticos y no depende absolutamente de nadie más que de ti. Es como lo llamo yo, un hábito a la medida y adaptable a las exigencias de la vida ajetreada en la que nos tocó vivir.

 

Es simple,  CONECTA CON TU NIVEL DE HAMBRE. Aquí te dejo unos consejos para que practiques este hábito.

 

  1. Reconoce la sensación de ligero apetito como una sensación y mensaje positivo de tu cuerpo. Nunca como una excusa para correr a comer algo al instante.
  2. Antes de comer, anota en tu celular o en tu libreta de notas tu nivel del hambre del 0 al 10.
  3. Mientras comes no pierdas el contacto con tu nivel de hambre. Cuándo estés agradablemente lleno, es decir, ya no te ruge la tripa, tampoco estás con el estomago distendido ni sientes malestar o la sensación de no poder más entonces, deja de comer, levántate de la mesa o pide que retiren el plato.
  4. Anota tu nivel de hambre después de comer.

 

Lo más probable es que al principio no sepas cuando detenerte, pero practicar este hábito justamente te dará la habilidad de saberlo. Es importante que lleves un registro y tomes en cuenta tus niveles de hambre antes y después de comer.

 

Escalas

  • Tienes el estómago completamente vacío
  • La sensación de vacío desaparece y te sientes muy cómodo.
  1. Estás satisfecho pero cómodo.
  2. Este es el punto máximo de confort, intuyes que si sigues comiendo habrá incomodidad. Aquí necesitas parar de comer.

7-8     Fuiste más allá de solo alimentarte. Tienes una sensación de incomodidad, pesadez, letargo, inflamación, sueño y distención abdominal.

 

 

 

 

 

Alejandra R. Villarreal F.

Alejandra R. Villarreal F.

Coach en hábitos

Si sacaste algo de provecho, te detuviste en algún punto y asentaste o tuviste un “aja” moment. Espero que hagas algo por mi. Cuéntale lo que aprendiste a alguien más.

Por favor, difunde el mensaje.

Gracias

7 HÁBITOS SOBRE EL ESTILO DE VIDA EN LA ALIMENTACIÓN

7 HÁBITOS SOBRE EL ESTILO DE VIDA EN LA ALIMENTACIÓN

7 HÁBITOS SOBRE EL ESTILO DE VIDA EN LA ALIMENTACIÓN

Nuestros hábitos nos definen. Olvídate de los  propósitos de año nuevo y las promesas rotas de cada lunes. Te invito a recuperar la habilidad de tomar decisiones.

 

Hábito 1. Toma de decisiones fáciles

 

Existen distintos tipos de decisiones, fáciles, difíciles y por experimentar.

Te cuento un caso personal sobre las uvas-pasas. Aunque se que las pasas son buenísimas ellas y yo tenemos una historia. Para mi, comer pasas se convierte en una decisión difícil. Cuando era muy pequeña, recuerdo que en mi casa había un frasco de cristal lo suficientemente grande como para almacenar un kilo y tanto de pasas. Un día, sentada sobre la barra de la cocina vi el frasco abierto y comencé a comer pasas una tras otra, comí tantas que volví el estomago. Fue algo tan traumático en ese entonces que dejé de comerlas aún y cuando su sabor seguía gustándome. Hasta hace poco, comencé a hacerlo de nuevo pero de poco en poco y todavía puedo notar como me viene ese pensamiento de “te vas enfermar del estomago” .

Por lo tanto, una decisión difícil es algo que te implica cambiar una creencia o forzar a la mente psicológica hacia una dirección distinta.

La diferencia entre las decisiones fáciles y difíciles es que tanto esfuerzo te cuesta a ti, sin importar si superficialmente esa decisión parece grande o pequeña.

Práctica este hábito comenzando a tomar decisiones fáciles en la alimentación, buscando las que sean buenas para ti y se sientan bien. Pero, no caigas en el auto-sabotaje, tú sabes perfectamente que es bueno para ti y que no.

Hábito 2. Infórmate

 

Informarte es esencial. Consulta información confiable sobre los efectos que puede tener la alimentación que llevas actualmente. Se honesto contigo mismo, reflexiona sobre tus hábitos y hazte responsable de tus decisiones. Sí, tu vida te pertenece solo a ti y no tienes que darle explicaciones ni rendirle cuentas a nadie, pero lamentablemente todo lo que haces tiene un impacto no solo en ti, si no en todo y todos a tu alrededor. Si tú te enfermas, necesitas de alguien que te cuide, dejas de estar al cien porciento con las personas que dependen de ti y se va haciendo una cadena donde todo se afecta. En cambio, cuando te haces responsable de tus decisiones el bienestar tuyo es el de los demás también.

Hábito 3. Vive el proceso

 

Deja de estar pensando cuando veras resultados y mantente presente en todo momento. Entiendo que muchas veces la mayor iniciativa para probar una nueva alimentación es bajar de peso y esta bien si eso es algo que te motiva. Pero si quieres no volver a preocuparte por el peso, ni volver a sentir culpa, ni sentir vergüenza y gozar de una salud plena, ese no es el mejor camino. Vivir el proceso te hará mas consciente de los cambios sutiles que están ocurriendo en tu modo de pensar, de sentir y de actuar y así poco a poco se comenzaran a arraigar nuevos hábitos favorables.

Imagina que estas andando un camino y lo único que te preocupa es ver donde esta la meta para llegar más pronto. El estar tratando de ver más allá solo provocará que te tropieces, porque comienzas a dejar de poner atención a que hay y que se te está presentando en el recorrido.

Hábito 4. Paciencia

 

Han sido años haciendo lo mismo, practicando los mismos hábitos inconscientemente una y otra vez. La paciencia es un básico para hacer un cambio sobre el estilo de vida en la alimentación.

Hábito 5. Prueba

 

No puedes rechazar algo que no conoces. Confía en tu intuición por supuesto, pero reconoce cuando dices no, por el simple hábito de negar todo cuanto desconoces. Ayúdate con el hábito 2.

Hábito 6. Observa

 

El remedio universal para cualquier “mal” es la observación consciente de todo cuanto te sucede antes, durante y después de cada decisión que tomas. Si no observas no puedes saber cual es la causa de nada.

Hábito 7. Se bondadoso

 

Este es el último hábito que te recomiendo, pero no es el menos importante, más bien es el pilar que sostiene todos los demás. Siempre pregúntate si tu estilo de vida sobre alimentación esta siendo bondadoso con tus pensamientos, con tus sentimientos, con tu cuerpo, con los demás, con el ambiente y con el planeta.

Alejandra Villarreal

Alejandra Villarreal

Coach en hábitos y emprendedora

Si sacaste algo de provecho, te detuviste en algún punto y asentaste o tuviste un “aja” moment. Espero que hagas algo por mi. Cuéntale lo que aprendiste a alguien más.

Por favor, difunde el mensaje.

Gracias

7 hábitos para darle la vuelta a la postergación

7 hábitos para darle la vuelta a la postergación

7 HÁBITOS PARA DARLE LA VUELTA A LA POSTERGACIÓN

La postergación es el hecho de dejar las cosas para después. Es un hábito que limita nuestra capacidad de evolucionar y transformarnos en una mejor versión de nosotros mismos. Sácale la vuelta a la postergación practicando estos siete hábitos

  1. Créete capaz
  2. Escribe tu meta inicial.
  3. Infórmate sobre que es lo primero que necesitas para comenzar.
  4. Prueba opciones de acuerdo a tu estilo de vida.
  5. Usa la tecnología para recordarte tu meta.
  6. Registra tu avance a nivel cuerpo-mente y evalúa resultados
  7. Continua si los resultados son favorables, cambia de opción si no lo son.

1.CRÉETE CAPAZ.

Frecuentemente la persona que tiene el hábito de la postergación, tiene dos creencia limitadoras:

  • Se considera incapaz o inadecuado para la meta que desea.
  • Cree que es difícil o requiere mucho esfuerzo.

Toma acción: Trabaja en esas dos creencias.

Escribe que piensas actualmente sobre tomar acción hacia eso que quieres lograr, después escribe como puedes cambiar ese pensamiento.

Por ejemplo: Pienso que no puedo tener una alimentación saludable porque es muy cara. Pero hoy prefiero decidir informarme más sobre que es realmente una alimentación saludable. Después, voy a consultar en internet comidas saludables y económicas.

2. ESCRIBE TU META INICIAL

Si no sabes con claridad lo que estás buscando va a ser más difícil encontrar la forma de comenzar.

Pasos para construir tu meta inicial.

  1. Desglosa tu meta en los pasos que te llevaran a ella.
  2. Responde a las preguntas ¿Cómo? ¿Cuándo? ¿Cuánto?

Toma acción: Desmenuza tu meta lo más que puedas y se muy claro.

Por ejemplo: Quiero tener un mejor descanso y un sueño profundo.

  1. Infórmate sobre las causas
  2. Identifica cuales están presentes en tu vida
  3. Elije por grado de dificultad con cual puedes comenzar primero

 

Responde a las preguntas:

¿Cómo vas a eliminar ese hábito que interfiere en tu sueño?

¿Cuándo lo vas a hacer? Todos los días, 3 días a la semana, etc.

¿Por cuánto tiempo?

3. INFÓRMATE SOBRE QUE NECESITAS PARA COMENZAR

La información es esencial. Si tienes la información inadecuada vas a llevar al lugar incorrecto, en cambio si tienes la información adecuada vas a llevar al lugar correcto.

  • Elije fuentes de información confiables.
  • Elije la que mas resuene contigo y tu estilo de vida.

 

Toma acción: Cuándo leas un artículo en internet asegúrate de :

  1. Te diga quien es su autor.
  2. Visita su página web y observa si sus artículos son congruentes entre sí.
  3. Busca si en sus artículos menciona de donde obtuvo la información
  4. Fíjate en la publicidad que muestra en su página. En algunos casos autores son contratados por la industria para que hablen bien de sus productos.
  5. Lee el artículo hasta el final.
  6. Toma nota de si su estilo de vida refleja lo que promueve
  7. Confía en tu intuición

4. PRUEBA OPCIONES DE ACUERDO A TU ESTILO DE VIDA

Hay infinidad de teorías acerca de todo y aunque se trate de un mismo tema te encontrarás con pros y contras.

 

Toma acción: Aquí la opción es probar lo que se siente bien en ti y lo que no.  Y seas tú el único que toma la decisión.

5. USA LA TECNOLOGÍA PARA RECORDAR TU META

Hoy en día, la mayoría cuenta con un celular y por mínimo tiene una alarma. Si trabajas con una computadora también es un buen aparato para usarla como herramienta a nuestro favor.

Toma acción: Usa la alarma o los recordatorios de tu celular. Utiliza el calendario de tu computadora

6. REGISTRA TU AVANCE A NIVEL CUERPO-MENTE Y EVALÚA LOS RESULTADOS. REGLA DE ORO!

Hazte consciente de tu progreso, regístralo y observa los resultados por mínimos que estos parezcan. Ten en cuenta que nada que quieras de forma permanente te dará resultados de la noche a la mañana. No existen formulas ni pastillas mágicas a menos que quieras resultados efímeros y un hábito no tiene nada que ver con eso.

Toma acción: Mantente alerta a todas las señales desde como estas pensando, como estas sintiendo hasta como estas actuando

7. CONTINÚA SI LOS RESULTADOS SON FAVORABLES, CAMBIA DE OPCIÓN SI NO LO SON

No eres un árbol como para quedarte en un mismo lugar si algo no esta funcionando bien. Entonces, hay que moverse. Si los resultados te gustan, se sienten bien y los disfrutas durante la mañana, la tarde y la noche, entonces continua haciendo más de lo mismo.

Alejandra Villarreal

Alejandra Villarreal

Coach en hábitos y emprendedora

Si sacaste algo de provecho, te detuviste en algún punto y asentaste o tuviste un “aja” moment. Espero que hagas algo por mi. Cuéntale lo que aprendiste a alguien más.

Difunde el mensaje. Gracias